Tuve la suerte de crecer en un hogar provisto de una buena biblioteca donde toda la familia dedicaba tiempo a la lectura de manera asidua. Durante mi infancia yo leía sobre todo por imitación. Cuando oía a mis hermanos compartir sus lecturas favoritas yo no quería ser menos. Pero quien verdaderamente me hizo conocer el placer de la lectura fue un profesor de Literatura que tuve con 16 años. Aquella pasión con la que nos hablaba de los escritores y nos explicaba con esmero los mensajes que querían transmitir a través de sus obras fue un gran regalo para mí. Y todas estas experiencias lectoras impregnaron mis días dejando una huella imborrable en mi vida.

Ahora soy bibliotecaria, y aunque he trabajado en diversos tipos de bibliotecas y centros de documentación, lo que más feliz me hace es trabajar en la biblioteca escolar y poder contagiar el amor hacia la lectura tomando el relevo a aquel maravilloso profesor.

Y si tú, que ahora lees estas líneas, aún no has descubierto cómo te puede hacer disfrutar un libro, no te limites a creer que no te gusta leer, lo que ocurre es simplemente que aún no has encontrado tu  libro especial. Sólo déjame ayudarte a buscarlo y ya verás…

Adéntrate en una biblioteca y descubre que

hay libros que nos muestran el mundo tal y como es

hay libros que nos hacen viajar en la línea del tiempo hacia delante y hacia atrás

hay libros que nos emocionan porque nos permiten caminar con los zapatos de otros

hay libros que nos permiten hablar con los animales y comprenderlos más

hay libros que nos hacen sentirnos pequeños como hormigas ante un universo infinito

hay libros que nos muestran la grandeza del ser humano

hay libros que encienden la chispa de la imaginación

hay libros que nos dibujan una sonrisa en la cara

hay libros que hacen que se nos escapen algunas lágrimas

hay libros que nos hacen reír a carcajadas…

y todos los libros poseen algún tipo de magia que nos hace volar.

2 Comments

  1. Paco Andersch el 22 abril 2020 a las 19:07

    Artículo muy inspirador, gracias.



  2. Pilar Maura Campos el 27 abril 2020 a las 16:06

    Gracias por tu comentario Paco Andersch.

    Es bonito revolver el baúl de los recuerdos felices y rescatar de él momentos en los que alguien nos contó un cuento, nos recitó un poema o compartió su libro favorito.